como-reducir-el-consumo-de-combustible-diesel-en-traileres

¿CÓMO REDUCIR EL CONSUMO DE COMBUSTIBLE DIÉSEL EN TRÁILERES?

Antes poner en práctica alguno de los siguientes consejos útiles sobre cómo reducir el consumo de combustible diésel en tráileres, es necesario pensar en llevar a cabo un pequeño curso de capacitación a los conductores. El que los choferes cuenten con una licencia para conducir este tipo de transporte, no significa que en automático sepan cómo sacar el mejor provecho de la unidad.

Una aceleración excesiva, una velocidad desmedida y mantener el motor encendido cuando el vehículo no está en marcha (el llamado “idling”) son tres de los principales motivos de desperdicio de combustible y por consecuencia, de dinero. Una formación adecuada de cada conductor donde se le den a conocer estrategias de ahorro puede convertirse en la mejor manera de volver más eficiente el combustible de toda la flota.

Pasando a los consejos más específicos, uno de los principales radica en la reducción de velocidad. Numerosos estudios conducidos por universidades y fabricantes de motores han comprobado que quien más corre apenas consigue ahorrarse unos 3 minutos de cada hora, a cambio de utilizar un 40% más de combustible e incrementar las emisiones tóxicas hasta en un 400%.

disminuir-la-carga-a-transportar-es-tambien-un-factor-importanteDisminuir la carga a transportar es también un factor importante a tomar en cuenta cuando se piensa cómo reducir el consumo de combustible diésel en los tráileres. Para notar una mejoría en el kilometraje por litro basta con reducir el peso de la mercancía en apenas 100 libras. Claro, entre menor sea la carga, mayor será la eficiencia del combustible.

Utilizar un sistema de administración de combustible es la manera más poderosa de bajar el uso del combustible al mismo tiempo que se incrementa la productividad de la flota. Reabastecimiento en sitio, seguimiento automatizado de combustible y la telemática son tres sistemas de administración bastante útiles para lograr una mayor eficiencia en el combustible.

Llevar a cabo una gestión de los activos móviles de manera tecnológicamente avanzada es también una gran idea. Entre otras cosas, mediante el uso de la tecnología es posible obtener información valiosa sobre el desempeño del vehículo (como el kilometraje recorrido y el rendimiento de los motores) y darle herramientas al chofer para mejorar en su trabajo (como la planificación de itinerarios y un software de mapeo.

Como consejos adicionales, actualizar la flota siempre que sea posible, así como realizar los ajustes necesarios a los tráileres de manera regular e inflar las llantas de manera apropiada (esto podría economizar hasta dos semanas de diésel anual), sumarán a la misión de reducir combustible a la par que aumentan la seguridad no sólo del transporte, sino de la mercancía y por supuesto, el conductor.